¿Cómo es el sangrado de implantación?

Si estas en el proceso de tratar de concebir un embarazo, es necesario que te informes de todo lo que puedas que esté, directa o indirectamente, relacionado con él. La razón de ello es estar preparada y prevenida ante cualquier evento fuera de lo común. Es por esta razón, que el día de hoy resolveremos una de las dudas más comunes de las mujeres.

Si llevas meses intentando quedar embarazada seguramente no ves el día en que ocurra este tipo de sangrado, y es que solo mediante este es que podemos confirmar de que estamos en estado. Por otra parte, el presente artículo también ayudará a despejar las dudas de aquellas que no buscan aún embarazarse, pero que han presentado un sangrado irregular. Sigue leyendo para enterarte más sobre esto.

¿Qué es el sangrado de implantación?

Es un tenue y corto sangrado que se produce días después de que hayamos podido concebir. Te explicamos con más detalle: La fecundación se produce cuando, luego de un largo trayecto, un espermatozoide ha podido penetrar el ovulo. A partir de este momento, el óvulo comienza a fusionarse con el material genético del espermatozoide y comienza la división celular.

Luego de esto, ese material genético pasa a llamarse blastocisto, recorre todo el camino por las trompas de Falopio y, finalmente, se instaura en la pared de nuestro útero para pasarse a llamar embrión. Ente proceso de anidación del embrión genera que  se desprendan pequeñas cantidades de sangre de la pared uterina, esto es por lo que se produce el manchado días después de concebir; este manchado lleva el nombre de sangrado de implantación.

Naturalmente, este sangrado cuenta con unas características propias que permiten distinguirlo de otros tipos de sangrado, toma nota de las siguientes para evitar confusiones:

  • Color del sangrado: Generalmente este tipo de sangrado presenta una tonalidad rosada o, en contraposición, de color café. Dependiendo del tipo de tu organismo puede tornarse rojo intenso pero solo es caso excepcionales.
  • Textura del sangrado: De igual manera, la textura de este sangrado presenta una a peculiar forma con la cual podemos distinguirlo. Suele ser más ligera y menos espesa que otros tipos de sangrado.
  • Duración: No dura más de 2 días. Cabe la posibilidad que se prolongue a un tercer día pero no superará más de esto. Es la principal característica y la que debes tomar más en cuenta para determinar si se trata de uno de estos.

Ten presente que algunas mujeres tienden a confundir el sangrado de implantación con su ciclo de ovulación mensual. Para que puedas diferenciarlos los tiempos son más que importantes, presta cuidadosa atención a lo siguiente:

Al embrión le toma entre 6 y 12 días poder viajar por las trompas de Falopio e insertarse en la pared del útero. Es decir, que el sangrado se efectuará durante este rango de días. Ni antes, ni después podemos sufrir este tipo de sangrado. Sin embargo, en algunas mujeres se presenta lo que se denomina implantación tardía, que sucede cuando al blastocito le ha tomado uno o dos días más llegar a su residencia final.

¿Cuáles son los síntomas?

Como de seguro ya intuyes, este sangrado no ocurre aisladamente; existen una serie de síntomas que lo acompañan y nos permiten corroborar que estamos en presencia de uno de ellos. Los más significativos son:

  • Cólicos: El proceso de acomodación del útero al implante del embrión puede ocasionar cólicos en la mujer. A pesar que también suelen producirse poco antes de empezar a menstruar, estos cólicos son más ligeros y nos permiten diagnosticar cómo avanza el embarazo. Si son muy fuertes seguramente es debido a que estamos en presencia de un embarazo ectópico.
  • Nauseas: olores que antes te parecían comunes, ahora te provocarán nauseas. Este síntoma empezará horas después de que ocurra el sangrado. Deberás estar al tanto para poder conectar ambos síntomas para diagnosticarlo.
  • Espasmos abdominales: Suceden mientras se está produciendo el sangrado. No solo es tu útero el que se está comenzando a adaptar a los eventos futuros sino toda la zona pélvica. Es por esta razón, que los espasmos abdominales son frecuentes cuando se ha producido el implante del embrión en la pared uterina.
  • Síntomas comunes del embarazo: Todos los síntomas que conocemos del embarazo no se producen hasta que el embrión se haya adherido. Es por esta razón que, en sintonía con el sangrado, también experimentarás sensaciones de mareo, fatiga, hinchazón de los pies, vómitos, hinchazón de los senos y muchos más.

A su vez, debes considerar que no todas las mujeres sufren este problema. Es posible que no pases por esa experiencia y, por esta razón, tardes un poco más en descubrir que te encuentras embarazada. Te en mente también que te puede ocurrir en tu primer embarazo y no el segundo, se puede presentar de manera viceversa también.

¿Puede confundirse este machado con la menstruación?

Si no llevas un control de tu ciclo, o si este es irregular, y no estas al tanto de cuándo fue tu última relación sexual, es posible que llegues a confundir este sangrado con tu menstruación. Claro está que solo lograrás confundirlos antes de que se presenten los demás síntomas.

Para evitar esto, debes lograr distinguir tu sangrado menstrual de este. Observa detalladamente pues solo tú sabrás diferenciarlos. Esto evitará generar ansiedad y preocupación ante no saber si se está o no embarazada. De igual manera, como solo se trata de un manchado leve y corto, no deberías durar mucho en diferenciarlos.

¿Cómo salir de dudas?

Lo mejor para asegurarnos de que lo que hemos tenido ha sido un sangrado o no, será acudiendo con tu ginecólogo. Recuerda que hacer balances sin la opinión médica es riesgoso y contraproducente. Solo el médico podrá diagnosticar con seguridad lo que hemos presenciado. En el mismo sentido, puedes optar por realizarte pruebas de embarazo, sin embargo, siempre existe la posibilidad de que estas no te digan con toda seguridad si estas embarazada o no.

Por último te decimos que no debes preocuparte en absoluto por este sangrado, has descubierto que se trata del proceso natural de adaptación del embrión. No te dejes llevar por rumores de que se trata de un problema que ha ocurrido con el feto. Solo nos queda desearte suerte y que disfrutes de los meses venideros que te aguardan.