¿Por qué duele en el vientre bajo durante la gestación?

No existe un sentimiento más humano y sublime que descubrir que has quedado embarazada. A partir de allí, comienzas a imaginarte cómo será tu vida una vez que tu bebé nazca, sueñas con él, compras infinidad de juguetes y te preparas para lo que será los mejores meses de tu vida.

Sin embargo, una vez cumplidas las primeras semanas, comienzan los inconvenientes. Estos varían de mujer en mujer y generalmente se presentan de manera muy distinta. Pero, a pesar de ello, existen unos síntomas universales por lo que casi todas suelen atravesar. Uno de ellos, y el más común, son los recurrentes dolores en el vientre bajo.

dolor bajo vientre embarazo

Ten presente que todo tu cuerpo cambia para prepararse para el alumbramiento futuro de tu bebé. Todas estas partes se ajustan progresivamente de acuerdo a los cambios que presentes a lo largo de los meses. Si estos no son muy significativos, tu cuerpo no cambiara mucho; si, en contraposición, estos cambio son bruscos y continuos, el cuerpo se deberá adaptar a todos estos cambios.

Particularmente el vientre es la zona que más cambia durante el proceso de gestación. No solo de manera física y observable sino también internamente. Estos cambios van en sintonía con la cantidad de tiempo que lleves embarazada y deberás aprender a lidiar con todos ellos a lo largo de toda la gestación.

¿Es normal el dolor del bajo vientre en el embarazo?

Sí. Una vez que has quedado embarazada toda la periferia de tu útero comienza a moldearse para otorgarle una mayor comodidad al feto en crecimiento. Lamentablemente, el cuerpo solo ópera para la comodidad de él y no de la tuya; es por esta razón, que los dolores de vientre aquejan a la mayoría de las embarazadas.

Conforme avanza tu embarazo los ligamentos redondos de tu útero se estiran y crecen para soportar el peso del feto. Este estiramiento entra en contacto con las paredes del vientre produciendo dolor. Como de seguro ya intuyes, los estiramientos serán más recurrentes y fuertes si posees una barriga considerablemente grande. En cambio, son más ligeros en mujeres que no desarrollan una barriga tan abultada.

dolor en el vientre

Es por esta razón, que la mayoría de las mujeres con una barriga pequeña no tendrá dolores tan fuertes como los de una con una barriga grande. Lo ligamentos no se estirarán pues el cuerpo no necesita tanto esfuerzo para soportar el peso de nuestro feto.

¿Cómo se presenta el dolor del vientre bajo?

Generalmente suelen aparecer poco antes del segundo trimestre de gestación. Sin embargo, hay mujeres que mucho antes de esto ostentan una barriga abultad. Ellas serán propensas a dolores aún más fuertes que las demás.

Pequeñas acciones como agacharse, girarse un poco, sentarse y levantarse pueden desencadenar un dolor agudo en toda la zona del bajo vientre. Por más que tomes todas las precauciones, el menor movimiento puede originar sin imprevisto que el dolor se desencadene. De la misma manera, ocasionalmente en algunas mujeres este desparece tan rápido como ha llegado.

En la mayoría se presenta como un dolor agudo en ambos costados del vientre. El dolor puede parecer que desciende y asciende aunque siempre se mantiene en la zona del biquini. La actividad de deporte intenso puede ayudar, de igual manera, a desencadenar episodios de dolor extremo.

¿Cuándo debes acudir con el especialista?

Aunque son comunes y la mayoría tendrá que atravesar por ellos durante la gestación, estos, en la mayoría de las veces, no deben durar más de 10 segundos de duración. Es posible que, si eres una mujer con un vientre abultado, se extiendan por un par de segundo más; pero esto solo debe ocurrir a partir del segundo trimestre de embarazo.

Siempre existe la duda en las mujeres de cuándo acudir a su doctor para que chequee nuestros dolores de vientre. Como se nos dice que son normales, terminamos ignorándolos y soportándolos en la mayoría de las veces. ¡Pero cuidado! debes estar atenta pues estor pueden ser indicios de un mal mucho mayor. Ten en cuenta los siguientes aspectos:

1. Parto prematuro

Si los dolores se han presentado e intensificado durante el segundo trimestre, es muy posible que estemos en presencia de un parto prematuro de la criatura. Si estas al tanto con las consulta con tu especialista probablemente no se trate de esto, pero si nos es así, lo mejor es que acudamos sin demora a visitarlo.

2. Preeclampsia

Si ya has superado 2/3 de tu embarazo y estos punzantes dolores se intensifican, es muy probable que se trate de un cuadro de preeeclamsia. Sucede a variaciones repentinas de la presión arterial que afectan directamente a toda la zona uterina. Deberás acudir sin demora para descartar este mal pues casi nunca viene acompañado de otros síntomas perceptibles.

Te hemos detallado lo peor que puede estar pasando debido a tu dolor en el bajo vientre, sin embargo, ten en cuenta que el problema podría no estar situado allí.  Cuando no es el estiramiento natural de los ligamentos redondos, en la mayoría de los casos es a causa de lo siguiente:

  1. Gases
  2. Hinchazón
  3. Estreñimiento
  4. Apendicitis

¿Qué hacer para reducir el dolor de vientre durante el embarazo?

Te repetimos nuevamente que se trata de un proceso normal de adaptación a la nueva criatura, pero esto no quiere decir que deberás quedarte cruzadas de brazos y soportar los intensos dolores. Hay una serie de ejercicios que te ayudarán a, si bien no eliminarlos por completo, al menos reducirlos. Estos son:

  • Ejercicios pasivos: Puedes intentar una vez que comience el dolor acostarte en el suelo y elevar los pies por encima de una silla. Respirar profundamente y relajarte por completo. Aunque los dolores sean breves siempre son considerablemente fuertes. Este pequeño ejercicio debería ayudarte a controlarlos. También puedes probar con pequeño ejercicios que no requieran tanta intensidad.
  • Usar almohadas al dormir: De igual manera, estos pueden sorprendernos durante la noche. Deberás dormir de costado con una almohada en las piernas y otra debajo del abdomen.
  • Baños fríos: En este sentido, los baños fríos pueden ayudar a soportar con mayor entereza estos repentinos dolores. Toma un par de estos al día, combínalos con los otros tips que y te hemos descrito, y te prometemos que, de ahora en adelante, estos dolores no te parecerán tan insoportables.