Causas del dolor de ovarios durante el embarazo

No existe un sentimiento de mayor dicha y felicidad que descubrir que una vida crece dentro de ti. La sensación de alegría es aún mayor cuando se ansió y se persistió en abundancia para que el milagro se hiciera realidad. Pero, ocasionalmente, surgen inconvenientes imprevistos que terminan incomodándonos y asustándonos por no saber si son normales. El día de hoy responderemos una de las dudas más comunes de las mujeres embarazadas: el dolor de ovarios durante el período de gestación.

En primera instancia, este dolor es casi idéntico al típico dolor menstrual que se produce en las mujeres durante su ciclo. En este sentido, cabe acotar que, debido a que no todas  sufren este dolor durante el proceso de ovulación, es usual que algunas mujeres se pongan nerviosas al no saber qué es lo que están enfrentando.

Pero no siempre es motivo para alarmarnos. El dolor en los ovarios es completamente normal durante las primeras semanas de embarazo; forma parte del ciclo natural de la mujer cuando este se ajusta a los eventos que enfrenterá en los meses venideros. Sin embargo, hay que recalcar que este no es tan fuerte. Si llegase a ser así, es porque se trata de un problema mayor que deberá ser tratado, más adelante te decimos cuál puede ser su causa.

En este sentido, el dolor de los ovarios puede presentarse en mujeres que ya han superado los primeros 3 meses de período de gestación. Se ocasiona cuando los ligamentos uterinos se preparan para el momento final del embarazo. Generalmente no trae mayores inconvenientes y no suele pasar a mayores en casi todos de los casos.

Posibles causas del dolor de los ovarios

Cuando los niveles de dolor alcanzan límites desagradables y persistentes durante el transcurso del día, sin la menor duda nos encontramos ante una situación irregular que debemos tratar con nuestro ginecólogo de inmediato. Te presentamos algunas de las posibles causas por lo que esto pueda suceder.

1Embarazo ectópico

Considerablemente común si hacemos un balance de lo embarazos a nivel mundial. Sucede cuando el feto se empieza a desarrollar fuera del espacio natural uterino, siendo las trompas de Falopio la morada de este. Es fundamental, si se ha detectado, que se proceda a corregirlo pues el feto no sobrevivirá mucho tiempo allí. Los dolores se producen porque no debería haber una masa de ese tamaño en ese lugar.

2Fibromas uterinos

Son mucho más comunes de lo que la mayoría cree y sucede cuando crecen pequeños tumores en nuestra pared uterina. Aunque parezca increíble, el 30 por ciento de las mujeres mayores de 30 años sufren de este mal. Si estás en ese rango, es posible que padezcas de estos; no requieren de un procedimiento muy complicado para retirarlos pero, sin embargo, debes acudir a un especialista de inmediato. 

3Aborto espontáneo

O también denominado aborto natural, sucede cuando el feto, por diferentes factores, no puede sobrevivir en el ambiente uterino. Más del 80 por ciento de los casos suceden durante los primeros 3 meses de gestación. Es por esta razón, que debes estar atenta a cualquier dolor sospechoso fuera de los que ya estás acostumbrada. 

4Aborto séptico

Para que haya un caso de aborto séptico los dolores deben ir acompañados de fiebre y de sangrado vaginal. Muchas mujeres terminan ignorando estos síntomas pues creen que se tratan de procesos naturales de su embarazo. De presentarse estos sumados al dolor de los ovarios, deberás acudir al especialista; generalmente sucede debido a una infección en el tronco uterino que se extiendo por toda la zona pélvica. 

5Enfermedad pélvica inflamatoria

Pero para fortuna tuya, en la mayoría de los casos, el dolor de los ovarios suele ocurrir debido a una enfermedad de transmisión sexual que afecta a los órganos sexuales femeninos. Aunque parezca inofensiva ante las demás, debes actuar con prisa; si la dejas pasar por unos cuantos meses puede llegar a dejarte completamente infértil. Por esta razón, y para prevenir todas las demás, no olvides hacértelos respectivos chequeos con tu doctor.

Síntomas de los dolores en los ovarios

Cuando se está embarazada y se presentan estos dolores, no suelen hacerlo  individualmente. Hay una serie de síntomas que acompañan este dolor provocando que se tornen más agudos y penetrantes. Te reseñamos a continuación los más resaltantes:

  • Dolor de cabeza: el dolor de cabeza no solo se presenta ante cuadros infecciosos, pueden aparecer episodios de migraña ante cualquier otro factor que esté incomodando a nuestro cuerpo. Es por esta razón, que podemos tener este síntoma cuando comiencen los dolores en los ovarios
  • Fiebre: Si este dolor es originado por agentes infecciosos, de seguro que también vendrá acompañada de una fiebre media-alta. Es más, te damos una pista; cuando sientas que ha subido tu temperatura es una clara advertensia de que, en menos de media hora, sufrirás de dolores en los ovarios.
  • Dolor de vientre: Al estar en contacto toda la zona del vientre con los ovarios es posible que el dolor se extienda hasta allí. Si bien es cierto que ambos no siempre se presentan a la vez, cuando lo hacen son la receta perfecta para un dolor desagradable.

Tratamientos para superar estos malestares

Existen varios remedios para aliviar el dolor en los ovarios que te resultarán muy efectivos, recuerda que las cerdas de tu útero se están estirando para soportar el peso de bebé, por lo que eliminar el dolor por completo es imposible. Sin embargo, siempre puedes probar lo siguiente:

  1. Realiza masajes acostada en la zona en donde sientas mayor dolor. Distribuye el masaje por los costados de tu abdomen con movimientos circulares. También puedes intentar colocarte una compresa con hielo para reducir el dolor
  2. Toma baños de agua fría cuando sientas los primeros cuadros de fiebre. De esta manera, cuando nos dé el dolor estaremos bajo el agua; cuando esta está por debajo de los 13 grados ayuda significativamente a soportar estas molestias
  3. Si eres una persona físicamente activa puedes intentar estiramientos o posturas de yoga que no sean muy difíciles. Si no es asi, mejor no lo intentes porque el dolor empeorará.
  4. Algunas embarazadas aseguran sentirse mejor cuando beben té mientras ocurren estos ataques. Aunque el fundamento médico se dudoso, siempre puedes intentarlo por si a ti sí te funciona.

 

Conclusiones finales

Si bien en cierto que te hemos comentado que los dolores en los ovarios son comunes durante las primeras semanas, lo ideal es que consultes a tu especialista apenas sientas los primeros. Solo él podrá determinar de dónde procede el dolor y cómo tratarlo, por ningún motivo te debes dejar llevar por tu instinto. La mejor forma de prevenir inconvenientes desagradables es asistiendo a nuestra consulta de rutina.