Familias Monoparentales: Todo lo que necesitas saber

La familia siempre se ha visto a lo largo de la historia como la base de la sociedad, como el primer grupo de personas con que se rodea el ser humano cuando nace, y se encarga de cuidarlo y enseñarle a convivir con los demás, de que aprenda valores y principios morales, para que se convierta en una persona que le brinde respeto a la comunidad o algún aporte significativo.

Pero para llamarse “familia” no necesariamente debe ser realmente numerosa, ni estar conformada por una pareja y sus hijos, lo importante es el amor y comprensión entre los hijos con su mamá o papá, y la educación que les den para ser buenas personas, capaces de dialogar y comunicarse con los demás.

Cuando hablamos de las familias monoparentales o monomarentales, nos referimos a las que están conformadas por un padre o una madre solamente, encargados de proteger y ser responsables de su hijo, hijos o dependientes.  También este tipo de familias son comunes cuando los abuelos u otro familiar se hace cargo de los niños, en este caso este núcleo pasaría a llamarse secundario o dependiente.

El término familia “monomarental” 

madres monoparentales

A pesar de que podemos encontrar fuentes de información que lo utilicen, e incluso nosotros mismos la nombramos para referirnos a las familias monoparentales en que una mujer es responsable en solitario de sus pequeños,  en realidad este término está etimológicamente mal dicho.

¿Quiénes conforman este tipo de familias?

Hay muchos casos de sus integrantes, que tienen diferentes estilos de vida, condiciones sociales, y otras características como la edad, sexo, o religión.  Aquí te mencionamos algunos ejemplos:

  • Cuando una adolescente se convierte en mamá, y cuida de su bebé mientras vive con sus abuelos.
  • Cuando la mujer es una empresaria o una profesional de unos 40 años y ha adoptado a un niño de 6 años de edad.
  • Un hombre viudo de 50 años que trabaja como albañil y cuida de su hijo de 16 años.
  • La mujer que se divorció de su esposo y se encarga de sus hijos de 4 y 7 años mientras trabaja de enfermera.
  • El padre separado que cuida de su hijo de 13 años.

En general, la monoparentalidad no suele ser elegida voluntariamente, ésta puede ser causa de alguna situación imprevista o un accidente. Algunas son cuando fallecen los progenitores o uno de ellos, también puede ser la separación de estos, el divorcio, cuando una mujer da a luz a un niño sin tener pareja, o cuando el padre biológico no tiene interés alguno en hacerse cargo del bebé o de ser parte de su vida; además, están los casos en que es por elección propia, y la persona se decide finalmente por la adopción. 

¿Qué efectos genera crecer en una familia monoparental?

que es una familia monoparental

Crecer en una familia de este tipo tiene repercusiones tanto positivas como negativas en la vida de los niños, debido a que en la mayoría de los casos fue por separación o fallecimiento, esto puede afectar drásticamente a la vida del niño:

Por ello, es importante dedicarles tiempo, cariño y comprensión, y de ser necesario, puedes contactar a un especialista que lo ayude a superar mejor ese momento difícil. Algunos de los efectos son:

  • Bajas notas en la escuela, pasar por un cambio drástico en su vida puede causar que disminuya su desempeño académico.
  • Puede que guarde resentimiento si sus padres se divorcian, por ejemplo. Esto hace que se sienta enfadado con uno o ambos padres por vivir en un hogar monoparental; también puede sentirse así cuando percibe que recibe poca atención de ellos.
  • También está el caso de las madres solteras que no reciben ayuda económica por parte del padre de sus hijos, lo que las obliga a buscar trabajos extras para tener mayores ingresos; la consecuencia de esto es el poco tiempo que puede brindarle a sus pequeños para orientarlos, a pesar de que todo su esfuerzo es para ellos.
  • Si el niño vive en una familia monoparental que tiene problemas económicos puede ocasionarle estrés, problemas de autoestima, y querrá socializar menos.

Tiene sus efectos positivos… 

familias monoparentales

Es cierto que pasar por momentos así tiene consecuencias emocionales muy negativas para su crecimiento; pero también conlleva efectos positivos, y que se vuelven más fáciles con la ayuda y apoyo del padre, madre u otro representante.  Aquí te los contamos:

  • Si los niños vivieron en un hogar conflictivo donde sus padres peleaban constantemente, y termina debido a la separación o un divorcio, va a mejorar su manera de ver las cosas, y podrán tener paz finalmente en su casa, ya no tendrán que sufrir de estrés al ser testigos de las peleas y discusiones.
  • Valoran más el esfuerzo que hace su padre, madre o representante por ellos, aprenden a apreciar las cosas, les da responsabilidad en la casa y esto los ayuda a crecer más rápido (es fundamental que también disfruten de otras actividades como la escuela, deportes, entre otros).
  • Favorece las relaciones entre los padres y sus hijos, los vuelve más cercanos, hace que se comprendan mejor mutuamente, aprenden a comunicarse para que la vida en el hogar sea más llevadera, e incrementa el apoyo que se tienen.

Son muy diversos los pros y los contras, pero por muy diferentes que sean sus integrantes, o por muy complicada o difícil que sea la situación que los llevó a tenerla, lo importante es mejorar la comunicación y que los padres o madres en solitario den una buena crianza a sus hijos y sirvan de guía para ellos. Además, su desarrollo educativo y social no es diferente al de las familias numerosas, ser padres solteros no es negativo para su desarrollo.

La familia no es un número, es la persona o el grupo de ellas que te brindan un hogar, es quien o quienes te acogen y enseñan el mundo, y cómo ´podrías mejorarte a ti mismo o al ambiente que te rodea, el amor, comprensión, mutuo respeto, son valores fundamentales que aprendemos y que nos marcan en nuestro estilo de vida y en el trato que le damos a las demás personas.