Las bondades del masaje perineal en el embarazo

El Periné o Suelo Pélvico está integrado por un conjunto de músculos bastante elásticos que encierran la  parte inferior de la pelvis. Entre la zona de la vagina y el ano, este punto se encarga de mantener seguro órganos vitales como el útero, los intestinos y la vagina.

La técnica del masaje perineales una de las más sugeridas por los ginecólogos en el mundo, ya que por ser una zona vulnerable es la más susceptible durante el momento del parto debe ser trabajada con antelación.

Se fortalece con masajes y movimientos circulares mediante ejercicios y masajes, esta técnica prepara los tejidos del perineo para evitar complicaciones en el nacimiento del niño (a).

¿En qué me beneficia?

masaje-perienal-en-el-embarazo

Este masaje ayuda a disminuir el riesgo de desgarro y episiotomía (Incisión en el periné de la mujer, que inicia desde el ano hasta la vulva)

Es bastante beneficioso a la hora de dar a luz porque la estimulación del perineo, hace que el músculo estire y goce de mayor elasticidad, para que al momento del nacimiento esté preparado para abrir.

A pesar de que es una práctica que no se ejecuta a menudo, es fácil de realizar desde casa incluso con la ayuda de su pareja con la inversión de pocos minutos en el día.

¿Cómo se hace?

 

La higiene personal e íntima está estrechamente ligada a los resultados finales que se puedan obtener con esta práctica. Si su pareja o alguna persona de confianza le ayudarán,  deben tener las manos totalmente limpias y las uñas cortas.

Las infecciones están a la puerta si no se llevan a cabo con cuidado las indicaciones médicas para la realización de este masaje. Tenga un espejo a la mano y colóquese en una posición cómoda ya que va a quedarse así varios minutos.

En cuclillas o sentada parcialmente es la posición adecuada para realizarlo, pero también puede  quedarse de pie y apoyar cualquiera de sus piernas en una silla para garantizar estabilidad.

Puede utilizar aceites naturales libres de aditivos para lubricar la zona, de romero, almendras u olivo. Si usted se realizará el masaje utilice el dedo pulgar como guía, si su pareja le ayudara puede manejar los dedos medio e índice.

Los dedos deben ser introducidos unos 4 o 5 centímetros dentro de la vagina haciendo presión en las paredes del perineo en la parte baja (en forma de gancho hacia el recto). Usted sentirá una leve presión y sensación caliente y es momento de relajarse totalmente.

La presión constante es la clave en la parte lateral de su vagina, esta parte le molestará un tanto pero es soportable. Se debe prestar especial atención en la parte del Meato Urinario (parte superior) ya que es un área delicada y es mejor evitar cualquier infección.

Tome en cuenta que debe vaciar la vejiga completamente a la hora de empezar con el masaje.

Ginecólogos alrededor del mundo recomiendan que este ejercicio se repita unos cinco minutos a diario, unas cuatro semanas antes del parto para que la zona del perineo tome elasticidad suficiente.

Hacer el amor también ayuda

embarazo

Aunque parece increíble, una de las maneras más efectivas para contribuir en el masaje perineales tener relaciones sexuales. A pesar de que no se lleva el perineo a ningún límite ni estimulación la zona se mueve y se dilata.

La mujer se familiariza con la sensación de  estiramiento del área y se las sensaciones en la zona no serán tan ajenas al momento de dar a luz a su bebé.

Este ejercicio contribuye además a estrechar lazos con su pareja e involucrarlo en aspectos importantes durante la época del embarazo. A menos, que su ginecólogo dictamine lo contrario por cuestiones de salud.

Son terapéuticos y entrenarán la zona para que las sensaciones violentas y extrañas durante el parto se hagan llevaderas.

El fortalecimiento de la zona perineal contribuye a mejorar el goteo de orina y la incontinencia durante el embarazo, usualmente intensificado durante el último trimestre de gestación  y la temporada post parto.

El masaje también se caracteriza por reducir el riesgo de padecer de hemorroides porque facilita el fluido sanguíneo por la zona íntima y anal.

Sin embargo, la conveniencia para realizar este masaje hay que consultarla con el médico obstetra, pero en la mayoría de los casos estos especialistas dan luz verde para que se lleve a cabo el procedimiento. Son múltiples los beneficios que se obtienen pues mejoran la calidad del sueño en la madre y reducen el ritmo cardíaco manteniéndola en un estado de relajación.

Recuerde que el desarrollo de su bebe estará condicionado a la calidad de vida que lleve durante la etapa de gestación y el masaje perianal forma parte de las tácticas utilizadas para vivir a plenitud y de manera más segura el momento del parto.