¿Cuáles son los síntomas de la ovulación?

Resulta indispensable para toda mujer conocer y controlar su ciclo menstrual. De esta manera se asegurará de aumentar las posibilidades de fecundización si se encuentra en trámite de embarazo o, si, por el contrario, busca prevenir este a toda costa.

Pero algunas mujeres no tienes ni la menor idea de cómo y cuándo se produce su fase ovulatoria. Si se desconoce esto será muy difícil que esta quede embarazada o, mejor dicho, le resultará más trabajoso y desilusionante. Es por esta razón, que el día de hoy te reseñaremos todo lo que debes saber sobre tu proceso de ovulación; presta cuidadosa atención si estás buscando tener a un hijo.

¿Qué es la ovulación?

Primero que nada, aclaremos términos para poder explicar cuáles son sus síntomas. Te decimos que es el proceso que ocurre todos los meses en donde la mujer se prepara o desarrolla las condiciones para quedar en estado. Durante este ciclo, su cuerpo desarrolla en los ovarios a un ovulo que, una vez que haya madurado, puede quedar fecundizado por los espermatozoides. Este proceso se desarrolla en 3 etapas:

  • Fase folicular: Es primer proceso y sucede durante el primer día del ciclo menstrual. Durante este período se desarrollan en el cuerpo los folículos que cubrirán y albergarán al ovulo para que, días más adelante, ayuden al su proceso de maduración. También se empiezan a producir en el organismo picos de estrógeno que aumentarán hasta horas después de ovular.
  • Fase ovulatoria: Sucede cuando el tejido folicular se rompe pues el ovulo ya se encuentra maduro para permitir la fecundación. Sucede, por lo general, 24 horas antes de los picos más altos de secreción de estrógeno.
  • Fase postovulatoria: Ocurre segundos después que se ha empezado a ovular. Sucede cuando el cuerpo se prepara a toda máquina para albergar un posible embarazo o, por el contrario, aguardar el siguiente ciclo menstrual.

¿Cuándo se lleva a cabo el proceso?

Muchas mujeres con un ciclo regular de 28 días confían en que su ovulación sucederá justo en el día 14. Pero te decimos que esto no siempre es verdad; este proceso puede desarrollarse entre el día 10 y el día 21 de tu ciclo. Es por esta razón, que de seguro has experimentados alegrías o sustos innecesarios cuando aún este no ha llegado. Debido a esto, es que debemos estar al tanto para potenciar las posibilidades de quedar embarazada.

Debes saber que tu óvulo solo será apropiado para la fecundación por un lapso de entre 12 y 24 horas. Es por ello, que, para lograr una fecundación, las relaciones sexuales deben tenerse antes o durante este período. De igual manera, debes saber que los espermatozoides pueden durar activos esperando a que el óvulo madure no más de 5 días. Si, pasado este tiempo el ovulo no ha madurado, los espermatozoides morirán y, por ende, no ocurrirá el embarazo.

¿Cuáles son los síntomas más comunes?

Finalmente, después de tanto preámbulo, llegamos a por fin describir los síntomas característicos que ocurren en la mujer que son indicios infalibles de que está atravesando su etapa más fértil. Antes de proseguir, te decimos que estos síntomas varían de mujer en mujer, por lo que no debes preocuparte si no presentas alguno de estos. Los principales son:

  • Dolor abdominal: Es el más característico de todos y el más conocido. Dolores punzantes en toda la zona abdominal que se presentan como calambres, son los indicios recurrentes de que se está atravesando por el proceso de maduración de nuestro óvulo.
  • Sensibilidad en los senos: Muchas mujeres experimentan esta sensibilidad momentos antes de ovular. Forma parte del proceso de ajuste de todo nuestro cuerpo para el eventual y posible embarazo.
  • Nauseas: Aunque no todas la presentan, es posible que experimentes ligeras nauseas poco antes y justo durante el proceso. Se debe a los cambios hormonales que están operando en tu organismo.
  • Dolor de cabeza: De igual manera, estos picos hormonales por lo general provocan dolores de cabeza. Estos solo se presentan antes de ovular.
  • Aumento de energía y/o mal humor: Sin duda el más evidente de todos. Se debe a que nuestros cambios hormonales, sumados a los cambios físicos que están ocurriendo en nosotras, generan, o bien aumentos de nuestra energía a niveles muy altos, o por el contrario cuadros de mal humor. Es posible que también presentes ambos paralelo o en periodos muy cercanos.

Esto síntomas son a nivel exterior y ocurren poco antes de ovular. Por ello debes estar al tanto de todos estos y acordar con tu pareja si deseas quedar embarazada, tener relaciones sexuales apenas se presenten estos síntomas potenciará las posibilidades de fecundación. De igual forma, también operan síntomas que ocurren internamente en ti, estos son:

  • Mucosa cervical: Este es el indicio más confiable de que se está ovulando. La mucosa cervical solo aumenta y cambia poco antes y durante este proceso. Este cambio opera en sentido de ayudar a los espermatozoides en su viaje hasta el óvulo maduro. Se torna más ligero pudiendo parecerse a la clara de huevo. Si sufres descargas de este tipo, se trata de que estás en tus días más fértiles.
  • Aumentos de temperatura: Cuando se está ovulando se la temperatura corporal puede llegar a subir hasta 3 grados centígrados. Aunque no puedes percibir este aumento, puedes medirlo con un termómetro especial que mide a cabalidad la temperatura basal del organismo. Generalmente lo puedes encontrar en casi todas las farmacias. Debes tomarte la temperatura durante días para medir en dónde se produce los picos más altos, a penas los notes, estarás segura de que estás en días en los que de seguro la concepción tendrá más posibilidades.

¿Cómo terminar de comprobarlo?

Si los resultados aún te dejan márgenes de duda, siempre puedes recurrir a los test. Te recomendamos que pruebes con las tiras reactivas pues su porcentaje de confirmación es de 99 por ciento. Se utilizan igual que una prueba de embarazo y mide los picos de la hormona luteinizante presentes en la orina. Este incremente tendrá lugar aproximadamente unas 36 horas antes de ovular por lo que, si notaste esos picos en la prueba, es el momento óptico para intentar quedar embarazada.

Vídeo sobre el proceso de Ovulación