Lo bueno, lo malo y lo mejor del parto por cesárea

Concebir a un niño (a) mediante una cesárea es un proceso conveniente físicamente para algunas mujeres, pero vale la pena estar al tanto de algunos riesgos que esta conlleva y también sus beneficios, en este articulo desglosaremos lo bueno, lo malo y lo mejor del parto asistido por ésta técnica.

Este proceso quirúrgico no es lo habitual al momento del nacimiento del futuro bebé, tampoco es lo más anhelado por las madres pero hay ciertas emergencias o circunstancias que pueden ameritarlo.

 “La cesárea ha revolucionado a la medicina, pero hay que tomarla muy en serio con sus riesgos y complicaciones, no es un procedimiento que se deba realizar a la ligera”  Marleen Temmerman, directora del departamento de Salud Reproductiva e Investigaciones Conexas en la Universidad Estatal de Massachusetts .

La cesárea es conocida como una práctica quirúrgica donde se realiza un corte en el vientre de la mujer y a partir de allí se procede a la extracción del bebe. Estas implican riesgo, pero algunas mujeres la eligen para controlar mejor la fecha de su parto, además de reducir considerablemente el estrés y dolor consecuencia de la labor de parto.

Lo bueno y malo de la cesaría 

parto por cesarea

  1. Mejor aliado en embarazos múltiples: Este tipo de embarazos suelen traer consigo ciertos riesgos en el período de gestación y a la hora de la concepción. La cesárea es una opción viable en estos casos pues si alguno de los bebés viene en mala posición los médicos pueden controlar mejor la situación.
  2. Si la placenta trae problemas: Cuando las zonas bajas de la placenta cubren la cérvix pueden traer complicaciones durante el periodo de gestación. La cesárea también puede ser necesaria si la placenta se separa del revestimiento especial del útero, causando perdida de oxigeno en el feto.
  3. Prolapso por el cordón umbilical: Esto ocurre cuando el cordón umbilical se desliza por la cérvix antes del nacimiento del bebé, poniendo en riesgo el flujo sanguíneo. Cuando se presenta esta rara condición, se procede a realizar cesárea de emergencia y es el método más recomendable.
  4. Cuando existe desproporción cefalopélvica: Pasa cuando la cabeza del niño (a) es muy grande o cuando la pelvis de la futura madre es muy pequeña para poder proceder al parto vaginal, aquí estaríamos hablando de una desproporción cefalopélvica. Por seguridad del pequeño se procede a realizar una cesárea.
  5. Por enfermedades crónicas: Cuando los médicos recomiendan que la mujer dé a luz a través de la cesárea, posiblemente sea porque la mujer presenta condiciones de salud como afecciones cardiacas, respiratorias, diabetes e hipertensión arterial. Al tener un parto normal triplicarían los riesgos para ella y su futuro bebé.
  6. Ante la detección de defectos de nacimiento: Cuando el bebé ha sido diagnosticado con problemas de nacimiento, los médicos sugieren realizar cesáreas para disminuir riesgos quirúrgicos, esto ante enfermedades cardiacas y fluidos del cerebro en exceso.
  7. Cesáreas en mujeres multíparas: Se dice que alrededor del 85% de las mujeres que han sido intervenidas bajo esta técnica médica están aptas para dar a luz por parto normal, pero dependiendo de la situación física el galeno puede someterlas a estos procedimientos.
  8. Ecosonogramas que muestran posición anormal del feto: Lo recomendable para tener un parto natural exitoso, es que la posición del bebé esté boca abajo; pero estos a veces adoptan posturas diferentes y que dificultan a la hora de la concepción impidiendo el paso vaginal.
  9. Ante riesgos de sufrimiento fetal: Cuando el bebé no está recibiendo suficiente oxigeno durante el parto, los doctores optan por realizar cesáreas de emergencia.
  10. En partos que tardan más de lo normal: Casi un tercio de las cesáreas en el mundo se realizan cuando la mujer lleva más de 20 horas en labor de parto, es lo más recomendable para evitar sufrimiento fetal.

OMS: “La cesárea solo debe realizarse por recomendaciones médicas”

cesarea

El experto en obstetricia doctor Ahmet Metin Gulmezoglu dice que la tasa ideal de cesáreas a nivel mundial determinada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) establecida en el año 1985 está entre un 10 y 15% de los embarazos.

Metin explica que en la actualidad muchos médicos “desean simplificarse la vida” y esto se debe considerar con sumo cuidado,  pues este tipo de procesos solo debe realizarse en casos que meramente lo requieran.

El porcentaje registrado de cesáreas por embarazo ronda el 8,8% en Asia, 3,8% en África, 24,1% en la región del pacifico occidental, 23% en Europa y 37% en las Américas. En Brasil, país ubicado al noroeste de Suramérica se dice que existe una “cultura de la cesárea”, pues alrededor de la mitad de los niños (as) nacidos en esa localidad son a través de este método por elección propia de las madres. Es reconocido en el mundo, según la OMS como el país líder en la materia.

Si su embarazo es sano y no tiene complicaciones aparentes lo ideal es que usted elija el parto vaginal. Tratándose la cesárea de una cirugía mayor puede traer consecuencias médicas para ambos, pero si va a tomar el riesgo consulte con su obstetra de confianza si esperarán hasta la semana 39 para realizarla.

Esta puede traer mayores complicaciones que un parto normal, pues las infecciones en la vagina, útero y otros órganos pélvicos están de primeros en la lista de posibles complicaciones. Además, como hay abundante sangrado podría existir la necesidad de una transfusión de sangre en la mujer.

También puede traer reacciones negativas ante la anestesia y lesiones graves en órganos que están alrededor del útero como los intestinos y la vejiga. Por otra parte, es poco usual pero el riesgo físico que tiene la madre durante el procedimiento quirúrgico puede llevarla incluso a la muerte.

Su bebé también podría tener problemas…

  • Durante la cirugía puede resultar lastimado.
  • Los efectos de la anestesia pueden ser negativos, le restan energía.
  • Problemas a nivel de respiración.
  • Es importante resaltar que los bebés necesitan mantenerse en gestación por lo menos 39 semanas para nacer con buen desarrollo y peso. Si la cesárea se realiza antes de tiempo esto podría traer problemas crónicos de salud a futuro en el niño.

Así que, tome su tiempo durante los nueve meses de embarazo para concertar la mejor decisión con la asesoría de su médico obstetra de confianza, esto le permitirá reflexionar sobre los posibles pro y contras que en este articulo le mencionamos, de ello dependerá la salud de su bebé y la suya.