Cuál es la mejor prueba de embarazo casera

Nadie discute los dos escenarios que se presentan en el pensamiento de una pareja cuando sospechan de la posibilidad de estar en presencia de un embarazo: por un lado, pueden sentirse muy felices, ya que desde hacía tiempo deseaban hacer crecer la familia y por otra parte puede ser motivo de asombros, pues no esperaban la sorpresa de creer estar ante un embarazo.

Aunque existen síntomas que muchas veces son considerados como evidentes cuando de embarazos se trata, lo cierto es que en ocasiones puede darse el caso de que estos síntomas no sean producidos necesariamente por un embarazo sorpresivo o buscado con anticipación.

Puedes pensar por ejemplo en uno de los síntomas más comunes, como los mareos y náuseas, y pensar que es un motivo para creer estar embarazada cuando recuerdas un acto sexual realizado sin protección ante la concepción.

Síntomas comunes en una mujer embarazada

En este punto es entonces muy importante tener presente qué síntomas pueden ser una señal de peso si crees estar en presencia de un embarazo:

  • Además de los mareos y las ganas de vomitar, se presenta una repulsión constante ante cierto tipo de alimentos, así como también el deseo de comer en específico algún producto que pocas veces se come, como una golosina en especial, una fruta poco usual e incluso alimentos que antes no gustaban a la madre, son estos los llamados antojos.
  • Cuando una mujer queda embarazada suele sentir, la mayoría de las veces, que aumenta la sensibilidad en los pechos, así como notar un ligero crecimiento de los mismos, de manera inesperada.
  • Muchas veces se presentan leves dolores en la zona de la espalda, específicamente en la región lumbar.
  • Y el que quizás sea el síntoma de más alarma en embarazos sorpresa es el retraso en el periodo menstrual, en cuyo caso la mujer da por hecho el que esté embarazada.

A pesar de que puedan presentarse uno o varios de estos síntomas, no quiere decir esto que estrictamente estés tú y tu pareja en presencia de un embarazo. Ante esto, la mejor manera de saber si se está o no embarazada es con una prueba de embarazo, que puede ser comprada en farmacias y que son de venta libre.

¿Qué pruebas de embarazo caseras existen?

Para tener presente cuál es el mejor test casero, lo mejor es que tomes papel y lápiz y anotes las indicaciones de los siguientes trucos para saber si estás ante un embarazo:

1. Test con azúcar

En este caso hay una recomendación especial, que es la que garantiza la efectividad del truco, debes procurar hacer esta prueba de embarazo casera en ayunas, sin haber consumido líquidos ni haber ido al baño.

Para poner en práctica este test casero solo debes:

  • Agregar unas tres cucharadas de azúcar fina y depositarlas en un recipiente en que puedas orinar con libertad.
  • Ve al baño y descarga la orina sobre el azúcar, recuerda que debe ser la primera orina del día.
  • La respuesta a esta prueba de embarazo estará determinada por la composición que adquiera el azúcar que hayas usado, por eso es de suma importancia que se trate de azúcar fina.
  • Si observas que el azúcar se disuelve con la orina, después de unos diez minutos de reposo, puedes considerar por hecho el que estás embarazada; ahora, si notas que el azúcar se agrupa y forma grumos o cúmulos pequeños, entonces considera la prueba negativa para embarazo.

2. Test con orina

En este caso será tu propia orina la que dé el visto bueno para despejar las dudas que te azotan sobre saber si se está o no ante un posible embarazo. Para hacer esta prueba de embarazo debes:

  • Tener a la mano un recipiente de vidrio previamente lavado y que esté libre de humedad y agentes externos.
  • Deberás orinar en este recipiente al menos unas tres veces a lo largo del día, para ir preparando tu prueba casera.
  • Deberás dejar en reposo la orina toda una noche, libre del frío y del calor.
  • A la mañana siguiente debes tomar nota de las observaciones que notes en la orina que está en el recipiente: si sobre la superficie del líquido se evidencia la existencia de una ligera capa de color blancuzco entonces puedes considerar que la prueba casera ha dado positivo; pero si solo está la orina sin alteraciones en su composición ni en el color entonces la prueba es negativa.

3. Test con vino tinto

Generalmente se tiene en casa un poco de vino para acompañar la preparación de algún plato especial. Este vino de cocina te será de ayuda en esta prueba. Lo que debes hacer es:

  1. Mezclar una copa de vino tinto en un recipiente en donde hayas orinado por la mañana, en ayunas, es decir que sea la primera orina del día.
  2. Debes dejar reposar unos minutos para que la orina pierda calor.
  3. La respuesta la hallarás en la coloración que adquiera el líquido formado por orina y vino. Si notas que la composición adquiere un tono claro, semejante al del zumo de limón, aun cuando se trate de vino tinto, entonces esta prueba casera ha dado un resultado positivo; pero si el color fuerte del vino se mantiene entonces la prueba es negativa.

En esta prueba casera de embarazo es ideal que las medidas de vino tinto y de orina sean lo más similares posibles. En esta equidad radica muchas veces la efectividad de este test.

4. Test con crema de dientes

En este caso debes usar crema de higiene dental de color blanco, digamos que la crema clásica y no las presentaciones gelatinosas. Lo que deberás hacer es:

  • Mezclar una cucharada de crema con un poco de orina, preferiblemente la primera orina del día.
  • Procura mezclar ambos compuestos hasta formar una especie de pasta grumosa.
  • En este caso se trata también de una respuesta dada por el color. Si esta mezcla adquiere un color semiazulado entonces la prueba de embarazo casera es positiva, y negativa cuando no ocurran cambios extraños en la coloración.

Como vez es la orina el compuesto principal para poner en práctica cualquiera de estos test de embarazo. Esto se debe a que la mujer produce una hormona cuando está embarazada que es liberada a través de la orina, y por ende es capaz de provocar las reacciones mencionadas cuando la prueba da positiva.

Ahora, si tus dudas persisten porque el resultado ha sido negativo pero los síntomas continúan entonces lo mejor es acudir al médico para despejar las dudas de una vez por todas o para descartar alguna otra causa de los síntomas de un posible embarazo.