Infusiones que puedes tomar durante la etapa de embarazo

Son muchas las madres que disfrutas de una relajante taza de té cuando están en la etapa de embarazo. Esto se debe a que el té ha sido desde tiempo remotos una bebida tranquilizante a cualquier hora del día, y de allí el hecho de que muchas futuras madres opten por una bebida caliente para calmar algunos síntomas de embarazo que resultan poco agradables.

A pesar de que la mayoría de los tés no provocan efectos secundarios en una madre embarazada, sí es importante que tengas en cuenta que algunos, como el té verde, puede contener un elevado porcentaje de cafeína, por lo que no deberías abusar de este en especial. Por lo demás puedes disfrutar de una agradable taza caliente cuando sientes malestares leves.

En este sentido vale que tomes nota de qué beneficios puedes obtener al tomarlo durante la etapa de gestación que empiezas.

¿Qué síntomas calma?

Aunque es larga la lista de provecho que obtienes durante la gestación, ten en cuenta que pueden ser de gran alivio ante una serie de síntomas, entre los cuales se cuentan:

  • En las primeras semanas de embarazo es común que se presenten ligeros sangrados vaginales que a veces aparecen en compañía de ligeros dolores en la zona de la ingle, por lo que una infusión te caerá como anillo al dedo.
  • Los típicos cambios de humor a los cuales se enfrenta una mujer embarazada pueden ser menos frecuentes si tomas unas dos tazas de té tibia al día; esto hará que estés menos estresada ante el embarazo.
  • En el último trimestre de gestación, es muy probable que sientas agudos dolores repentinos en la zona lumbar. Ante estas punzadas puedes tomarlo para aliviar tensiones indeseadas.
  • Si sientes que los típicos mareos y náuseas del embarazo son más fuertes de lo que te gustaría, entonces un té caliente y bastante aromática puede ser una excelente alternativa natural contra este síntoma de embarazo.

Importancia de tomarlo durante el embarazo

Quizá nunca habías pensado en que tomar un té de vez en cuando durante el embarazo es de ayuda en muchos aspectos. La importancia de tomar un té radica en que una madre embarazada debe mantener una buena hidratación todos los días, no solo por la salud de su bebé sino también por la suya propia.

En este punto aparecen entonces las bebidas que pueden resultar nocivas para tu embarazo, así que toma nota cuanto antes:

  • Evita ante todo las bebidas alcohólicas. Abusar con el consumo de alcohol puede traer complicaciones graves para tu embarazo, sobre todo cuando se presenta la ebriedad. Una copa de vino de vez en cuando no te caerá mal, pero el beber en exceso puede provocar incluso que sufras un embarazo ectópico, un embarazo fuera de la zona del útero, lo cual puede ser muy grave.
  • Las bebidas con mucha cafeína son poco recomendadas durante el embarazo. Entonces es mejor que seas precavida y evites tomar mucho café, negro o con leche; así como las llamadas bebidas energizantes. Muchas madres desean estas bebidas en el último trimestre de gestación, debido a que pueden sentirse más débiles de lo acostumbrado; pero lo mejor es que evites estos excesos de cafeína.
  • Otra bebida que deberías consumir con moderación son las bebidas gaseosas, ya que algunas contienen cafeína, pero sobre todo debes evitarlas por su alto contenido de azúcar.

Infusiones de beneficio para el embarazo

Ahora es tiempo de conocer qué tipo de té puedes preparar en casa para aliviar o bien un dolor de cadera, unas náuseas o simplemente para sentirte más tranquila ante los constantes cambios de humor:

1Infusión de manzanilla

Esta planta ofrece unos excelentes beneficios analgésicos si deseas tomar un té que alivie dolores específicos como en el vientre, cadera o de espalda baja. Ya sabes que para preparar solo debes agregar unas hojas de manzanilla y hervir por unos 30 segundos.

2Infusión de jengibre

En este caso puedes optar por tomar esto para aliviar síntomas en el primer trimestre de embarazo. Esto quiere decir que es ideal para combatir las náuseas repentinas, así como los mareos indeseados.

3Infusión de avena

Preparar una bebida caliente, sin leche, con avena, es una alternativa ideal para aliviar malestares estomacales que atribuyas al embarazo. Piensa por ejemplo que pueden presentarse ganas de ir al baño con más frecuencia de los normal, aunque generalmente es para orinar. La avena te será de ayuda para que no tengas problemas en el baño y es excelente en el tercer trimestre de embarazo para brindar energía de forma natural a la futura madre.

4Infusión de ortiga

Es muy recomendad durante el segundo trimestre de gestación. Muchas madres sientes ligeras presiones en las articulaciones, generalmente producto de la poca circulación sanguínea por el embarazo, pues las actividades de rutina van de más a menos movilidad.

En este caso la ortiga te será de mucha ayuda por ser excelente para mejorar la circulación sanguínea durante el embarazo.

Infusiones no recomendable durante el embarazo

Ya mencionamos más arriba unas bebidas que pueden ser nocivas para la salud de tu embarazo, ahora toma nota de tres que deberías evitar:

  • El té de ginkgo biloba: Aunque a esta planta en té se le atribuyen muchos beneficios, no se recomienda su consumo cuando se sospecha o se está ante un embarazo. La respuesta es sencilla: este té podría causar a la madre malestares intestinales, que nunca serán bienvenidos durante la gestación.

Otro de los efectos negativos que se atribuyen, es que puede provocar males del corazón en el bebé, ya sea a corto o largo plazo, por lo que lo mejor que puedes hacer es ni tan siquiera probarla.

  • La infusión de eucalipto:Ya conoces los excelentes resultados que esta planta en té ofrece ante problemas respiratorios; sin embargo, procura no tomarla durante el embarazo ni la gestación.

El principal efecto negativo es que resulta ser muy olorosa, por lo que muchas veces provoca en los primeros tres meses de embarazo que aumenten las náuseas y las ganas de vomitar.

  • Té de agracejo:Es muy usada como medicamento natural diurético y purgante, pero en este caso no se recomienda durante el embarazo, mucho menos en el tercer trimestre de gestación, pues puede llegar a provocar que sientas ligeras contracciones estomacales que no serán de beneficio para ti y para tu bebé.

Ya sabes que puedes probar algunas infusiones para calmar ciertos síntomas, y evitar algunas otras para que no sientas otro tipo de molestias. Lo mejor es llevar un embarazo con calma y disfrutarlo; después de todo se trata de traer al mundo el fruto de tu amor de madre, de esposa y de ser humano.