Todo lo que debe saber sobre la oxitocina

La oxitocina es la hormona a la que se le atribuye el amor, la fidelidad, la empatía y la amabilidad, entre otras cosas. Además es indispensable en las labores de parto y en la producción de leche materna.

La oxitocina y el desarrollo humano

Esta sustancia en su forma orgánica es un neurotransmisor que incita sensaciones anti-estrés como: serenidad, descanso y una magnífica termorregulación, disminuyendo además la presión arterial y controlando el ritmo cardiaco.

En el acto sexual el cuerpo humano produce esta sustancia durante los orgasmos, haciendo que se contraigan los músculos que posibilitan la eyaculación y los espasmos del útero, participando en la formación del vínculo de pareja. Asimismo está conectada con la monogamia y se considera que fortalece la cohesión en los grupos sociales, estando también relacionada con la inteligencia emocional. Por tales motivos ha sido considerada como la “hormona del amor” y la “hormona de los vínculos”.

Este neurotransmisor también se segrega de modo natural cuando charlamos con amigos, besamos a alguien que nos gusta, nos acarician e inclusive cuando observamos a un bebé.

Asimismo, se ha comprobado el poder de esta sustancia administrándola a personas con autismo, en quienes ha coadyuvado a mejorar su empatía y capacidad para relacionarse con el entorno.

En pacientes con cáncer se ha corroborado su beneficiosa propiedad analgésica, puesto que ayuda en el alivio del dolor relacionado a esta patología.

Efectos adversos de la oxitocina sintética

En la actualidad existe un debate sobre el uso en partos de esta hormona en su forma sintética (Pitocin), ya que hay médicos que acuden a la administración endovenosa de esta sustancia cuando a las mujeres se les dificulta parir, puesto que su empleo permite controlar el proceso, acelerando las contracciones. Sin embargo algunos estudios demuestran que en su presentación sintética disminuye el reflejo de succión en los bebés, entorpeciendo el desarrollo de la lactancia. Además, varias investigaciones sugieren que la aplicación de Pitocin puede acrecentar el riesgo a que las madres padezcan ansiedad y depresión postparto.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud aconseja limitar el uso del Pitocin ya que desencadena efectos secundarios tales como la ruptura del útero y el deterioro del bienestar del feto.

oxitocina

Alternativas naturales al Pitocin

Existen en el presente varios remedios caseros y ejercicios que ayudan a estimular la producción de la “hormona del amor”, permitiendo que el útero dilate más rápido. A continuación te presentamos los principales:

  • Caminar, ponerse de cuclillas y subir escaleras: estas opciones facilitan la presión de la cabeza del feto contra el cuello uterino, provocando la dilatación.
  • Infusión de frambuesa: debe colocarse un puñado de hojas de esta planta en agua hirviendo. Posteriormente hay que poner a reposar por 10 minutos y luego estará listo para tomarse. Este té ayuda a relajar el útero, según afirman especialistas, quienes también sugieren que se tome una vez al día en el transcurso de las últimas tres semanas antes de la fecha anunciada para el alumbramiento. Las hojas de frambuesa pueden adquirirse en herbolarios.
  • Baños calientes e inhalaciones: debe prepararse la bañera con cualquier agradable infusión de hierbas aromáticas y permanecer en esta por un lapso mínimo de media, disfrutando de las fragancias y la relajación que proporciona. Esto sirve para incrementar la sensación de bienestar, favoreciendo el trabajo de parto. Esto es recomendable en casos en los que las mujeres pueden experimentan sensaciones de estrés en días previos al nacimiento de sus bebé, haciendo que se contraigan los músculos.
  • Comida picante: algunas madres aseveran que este tipo de alimentos les han beneficiado para adelantar el parto. Sin embargo, debe hacerse un consumo moderado del mismo, porque puede generar acidez estomacal.
  • Tener sexo: en las semanas finales de embarazo esto estimula el parto, ya que durante el orgasmo se segrega oxitocina y además el semen tiene prostaglandinas, sustancias que propician la dilatación uterina.

En todo caso, por seguridad siempre es indispensable consultar a un especialista de la salud antes de optar por estas soluciones caseras.