Posición de litotomía: sus desventajas y alternativas en el parto

La litotomía es una posición que consiste en permanecer en decúbito supino (acostándose boca arriba), con las rodillas flexionadas y separadas, los muslos doblados sobre la pelvis y las piernas dispuestas sobre los estribos de la camilla ginecológica. Se utiliza con frecuencia en el parto, aunque en la actualidad existen algunos cuestionamientos sobre su conveniencia en el proceso de dar a luz y en este artículo te explicamos las razones.

Desventajas

  • Inmoviliza a la madre: esta orientación del cuerpo le resta movilidad a la mujer en el momento de dar a luz, sin embargo resulta más idónea para el personal de salud, ya que hace posible un mejor monitoreo del bebé, evita sangrados intensos y posibilita condiciones de mayor higiene, ayudando a impedir la propagación de microorganismos dañinos.
  • Complica la salida del bebé: los niños al nacer cruzan la pelvis de su madre, la cual toma se curva en dirección hacia arriba. No obstante, al hallarse la mujer tumbada, el recorrido se torna más largo para el niño y las articulaciones se hacen más rígidas.
  • Hay mayor dolor: la fuerza de gravedad no actúa a favor, por lo que se dificulta más empujar, volviéndose más doloroso el acto. Esto a veces hace que se recurra a la administración de anestesia.
  • Se incrementa el riesgo de sufrimiento fetal: estando el cuerpo en dispuesto de esa manera, el útero descansa en los vasos sanguíneos que proveen al bebé de sangre oxigenada, quedando oprimidos a causa del peso, y con mayor medida en el transcurso de las contracciones, lo que acarrea un incremento significativo del riesgo de sufrimiento fetal. A este escenario puede sumársele el empleo de la epidural, fármaco anestésico que en ocasiones baja la tensión arterial y resta oxígeno al bebé. Esto hace que sea habitual el desencadenamiento de sufrimiento fetal cuando se acude a la litotomía y la anestesia, por lo que el nacimiento termina siendo por cesárea o con instrumentos.
  • Aumento de episiotomías: las posiciones libres, en comparación a la litotomía, se relacionan con un menor número de episiotomías. Esto no sucede por la postura propiamente, sino por el hecho de que cuando la embarazada cuenta con mayor libertad de movimiento, los médicos son menos proclives a aplicar episiotomías, entre otras cosas porque les resulta más complicado llevarlas a cabo en esas situaciones.
  • Mayores lesiones en el periné: las estadísticas sugieren que otras posiciones poseen índices menores de daños en la estructura perineal ya que favorecen el descenso, haciendo más rápido el proceso de dar a luz.

Alternativas

  • La posición SIMS: consiste en mantenerse tumbada de costado. Da comodidad a la madre y le ayuda a prevenir daños en el periné.
  • El sillón de parto: hace posible dar a luz de forma vertical y que los médicos y matronas tengan una óptima visibilidad.
  • Parto en el agua: comprende todos los procesos en los que la dilatación o la expulsión se hace en el agua. Esta opción ayuda a hacer menos doloroso el acto de parir, ya que el agua aporta beneficios analgésicos.